El fin de semana pasado estuve en Costa del este, por primera vez en la vida. Y por los comentarios recibidos puedo dividir a la gente en dos

  • Los que aman Costa del este
  • Los que no saben donde carajo queda

Yo era del segundo grupo, lo confieso

Creo que Costa del este es de esos lugares “pegados a…” como Mar de las Pampas o Cariló. Al menos como se los comienza a conocer. Así fue hace años lo de Cariló pegado a Pinamar (aunque está pegada a Valeria del mar) o Mar de las Pampas pegada a Villa Gesell (o casi)

Costa del este está entre Mar del Tuyú (que está pegada a Santa Teresita) y La Lucila del Mar. Este es el mapa

Así fue que pasamos el fin de semana en Costa del Este, luego de que las chicas salieran del colegio el viernes, en uno de los casos antes de lo previsto 😉

El viaje por la ruta es similar al de Gesell y Pinamar, pero siguiendo por la 11 que veo están haciendo doble vía y deberían llegar para el verano con algunos tramos inaugurados entiendo. Fundamentalmente entre las ciudades.

Pero como dato loco, Waze me quería hacer doblar en un “camino municipal” y revisando ahora por Google Maps veo que dice era la vieja ruta 11. Que ni idea en que estado está, pero que decía ahorraba unos kilómetros… la verdad no creo que valiera la pena 😉

En tiempo era lo mismo, pero bueno, esas cositas de Waze…

La entrada a las 19 y monedas en Costa del Este

Fuimos porque teníamos hace tiempo una invitación del hotel Almarena, del cual hice post y sale el domingo. Que son esos edificios al costado con colores

Y si ven para un lado y para el otro, las cuadras casi que se cuentan con los dedos 😉

Un lector me comentó que la playa era chica, por lo que saqué esta foto. Si la comparamos con la de Gesell o Pinamar si es más chica, pero no tiene como esa meseta siempre seca

 

Esta era la vista desde la habitación

Y el hermoso amanecer, el cual siempre me gusta ver en nuestra costa

Lo que me sorprendió en el hotel y luego en los lugares que estaban abiertos, es que había mucha gente para la época. O sea no fue fin de semana largo y el hotel estaba al 80%. Hablé con gente de ahí y me dijeron que el último mes venía intenso

El “centro” está a pocas cuadras, como todo en general y habia varios locales abiertos

Fue gracioso que siete lectores distintos me mandaron mensajes para que vaya a COSTA DULCE donde también había mucha gente! (para la época)

Y bueh

 

Y charlé mucho sobre turismo y emprendimiento con Vero, su dueña, quien destacó que son varios los que están todo el año abiertos, tanto hoteles con todos los días, como varios locales de viernes a domingo. Ahí en Costa dulce tienen recupero de agua en el techo para el uso de los jardines verticales y demás cosas. Amo que pasen esas cosas 🙂

Este restaurant, que está en el hotel Almarena, es el otro que recomendaban los lectores. Y también abierto todo el año, todos los días…

A diferencia de Cariló, tiene algunas calles pavimentadas, lo que en nuestro caso sirvió para las bicis 😉

Pero cierro este post que no pensaba hacer cuando estaba yendo, pero por todos los comentarios durante el viaje que mencioné arriba de los que la aman a la ciudad y los que no la conocían lo hice previo al del hotel. Por nuestro lado la pasamos muy bien y fue todo extremadamente tranquilo. El equipo de redes estuvo trabajando a pleno

De la ruta… todo bien y aprovecho para recordar que con TELEPASE se puede usar en todos esos lados o pueden ir a tocar bocinazos como siempre del otro lado…

También algo muy comentado, es que LAS MEJORES MEDIALUNAS DE LA RUTA 2… no estaban disponibles

 

Y esta foto la tomé en Dolores cuando hicimos la parada técnica 😉

En breve el post del Almarena 😉

Hermosa Costa del este!

 

51 comments

  1. Ale

    Llegué un poco tarde a este post, pero en algún momento de 1973, mi mamá y mi tía decidieron irse con mi primo (que tenía 1 año) y yo a pasar unos días a San Bernardo, en el Fiat 600 que teníamos en esa época, y que lo habían cargado, creo yo más allá del límite (mi vieja se llevaba media casa de vacaciones). La ruta 11 no existía, solo ese camino de tierra que te marcó el Waze (que sería la ruta 11 en esa época). La cuestión es que el día anterior había llovido, por lo que el fitito se quedó en el barro, y además se le cayó el portaequipaje que tenía en el techo, junto con todo lo que había allí. Un gaucho que pasó a caballo nos ayudó, y con el portaequipaje atado de alguna manera nos sacó del barro. Al final llegamos a San Bernardo sanos y salvos, pero mi mamá tuvo una aventura para contar por años y años.

Comentarios sobre este post (SIN MAYUSCULAS/ sin agresiones) Si es de otro tema no se publica