Airbnb: implementa directrices especiales de limpieza

22
132

Airbnb mandó hace varias semanas un comunicado informando sobre procedimientos de limpieza en todos departamentos, habitaciones y casas que estén en alquiler.

Esto incluye también un tiempo mayor a aplicar entre que sale uno y entra otro huesped a la propiedad, algo que seguramente también harán los hoteles. Aunque en ambos casos es de suponer que al igual que en los aviones la baja demanda podría dar esto de manera natural.

Pero lo que indica el comunicado que pego abajo, que aquellos propietarios que no puedan cumplir con los procedimientos especiales de limpieza, sea por los productos o el tratamiento, podrán meter una pausa de 72 horas entre alquiler y alquiler

 

En primer lugar, se pondrán en marcha unas pautas de limpieza avanzadas, que incluirán minuciosos procedimientos e indicaciones para limpiar cada habitación de un alojamiento. Estas directrices se convertirán en normas fundamentales en el sector del home sharing para dotar a la comunidad de anfitriones de los conocimientos necesarios. Estas pautas tienen como punto de partida el excelente historial de limpieza de los alojamientos en Airbnb: hasta la fecha, los huéspedes han valorado esta categoría con 4 o 5 estrellas en un 94 % de las evaluaciones, lo cual indica un alto grado de satisfacción. Además, las normas de limpieza avanzadas incluirán información específica sobre cómo prevenir la propagación del coronavirus. Por ejemplo, Airbnb recomendará esperar un tiempo antes de entrar en el alojamiento y utilizar el equipo de protección correspondiente, como mascarilla y guantes, además de desinfectantes y geles de manos que estén aprobados por las autoridades pertinentes. Pondremos a disposición de todos los anfitriones estas estrictas pautas de limpieza y les pediremos que se comprometan a cumplirlas.1

Como alternativa, los anfitriones pueden utilizar una nueva función que marca como no disponible un periodo determinado entre la salida de unos huéspedes y la llegada de los siguientes. A través de una sencilla herramienta incorporada en la plataforma, pueden comprometerse a mantener su espacio vacío durante un plazo de tiempo concreto entre una estancia y otra en el que solo se accederá al alojamiento para llevar a cabo las tareas de limpieza. Durante ese periodo, que actualmente está establecido en 72 horas, los huéspedes no podrán hacer reservas. Esta opción tiene en cuenta que tal vez algunos anfitriones no puedan comprometerse a obtener la certificación o los productos necesarios, pero deberán seguir de todos modos las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y cualquier otra indicación pertinente de las autoridades locales, como el uso de mascarilla. Se trata de una idea que cuenta con el apoyo de los expertos y que desarrollamos en un principio para el programa de alojamiento para personal sanitario, a través del cual los anfitriones han ofrecido más de 200 000 espacios al personal médico y de emergencias de todo el mundo.

 

Lo que también comunicaron en su momento es que comenzaron a ver un aumento en las reservas locales. En abril habían sido de un tercio de lo que había en febrero, pero en mayo llegó a la mitad.

Lentamente vuelven los viajes locales

Según información interna de Airbnb, desde que comenzó la pandemia, el porcentaje global de reservas realizadas en alojamientos a menos de 350 kilómetros pasó de ser un tercio de las reservas de la plataforma a casi la mitad desde febrero a mediados de mayo de 2020.

El crecimiento del turismo doméstico ya es una realidad en las regiones y países en fase de recuperación. En Europa, Airbnb está viendo un crecimiento en reservas hechas por viajeros dentro de sus mismos países. España, por ejemplo, en las últimas dos semanas (24 de mayo a 6 de junio) tuvo más noches reservadas en Airbnb contra el mismo periodo del año pasado en destinos como Mallorca, Menorca, Huesca, Costa Tropical y Lanzarote. Y únicamente durante la semana del 31 de mayo al 06 de junio, países como Francia tuvieron un crecimiento de 80% en reservaciones locales, seguido de Alemania con un 60% e incluso Italia, que fue fuertemente afectado por la pandemia, con un crecimiento de 20% en reservas locales en destinos como Lago Como, Valle de Aosta y Venecia.

Finalmente, las reservas en Airbnb en Estados Unidos se están recuperando a un ritmo acelerado. Del 17 de mayo al 6 de junio, se han reservado más noches para viajar a alojamientos de Airbnb en los Estados Unidos que durante el mismo período del año pasado. El pasado fin de semana (del 5 al 7 de junio), por primera vez desde febrero, se reportó un crecimiento interanual en el valor bruto de reserva (sin incluir cancelaciones o alteraciones) para todas las reservas de Airbnb realizadas en todo el mundo.

Y lo mismo que publiqué en su momento de los salones VIP, que Priority Pass hablaba de refugios en un aeropuerto, es lo que dicen sobre los alojamientos en si de ahora en más

“Los hogares se han convertido en un refugio. A partir de ahora, los viajes se basarán en una nueva zona de confort en la que primarán la intimidad y las ventajas de sentirse como en casa lejos de ella, sin aglomeraciones ni grandes movimientos. Estamos colaborando con importantes expertos en salud e higiene para que la hospitalidad que caracteriza a nuestra comunidad pueda adaptarse a las recomendaciones oficiales y satisfacer las nuevas preferencias de todo el mundo, y para que los anfitriones y huéspedes puedan trabajar unidos para ofrecer, gestionar y tener a su disposición alojamientos más limpios”, afirmó Greg Greeley, presidente del equipo de Alojamientos en Airbnb.

En un momento en el que hay una gran preocupación debido al coronavirus, es probable que la población quiera evitar una interacción excesiva o zonas muy concurridas. Según el informe de marzo de 2020 sobre los viajes en Estados Unidos de Skift, a causa de la pandemia «la gente tendrá ganas de participar en actividades y experiencias que no impliquen demasiado contacto con otras personas, que ofrezcan un mayor control sobre su entorno y que aporten ciertas garantías con respecto a la limpieza, al menos a corto plazo». Los huéspedes siempre han mostrado interés en la forma de viajar que facilita Airbnb porque les da acceso a una serie de servicios, como una cocina privada o una lavadora. Ahora más que nunca, la gente podría decantarse por los alojamientos disponibles a través de la plataforma Airbnb, ya que por naturaleza brindan un control mayor del entorno y del viaje en general.

Quién sabe como será el futuro de los viajes ni cuando arrancarán del todo, pero cada uno tendrá que ir poniendo su parte.

22 Comentarios

  1. Me gustaría ver cómo implementan esto los Airbnb argentinos; casi ninguno de los que fui estaba realmente limpio.

  2. Mi hijo estuvo la semana pasada en la costa amalfitana y reservo en Airbnb, se quiso quedar un día más, el sábado, y tuvo que ir a otro departamento porque estaba ocupado el sábado…. Así que parece que mucho no se está respetando…

    • no no, lo que dice el comunicado es que «aquellos que no puedan cumplir con los protocolos, deberían tener esos días cerrados», dando a entender que el resto tiene que poder limpiar la casa con los procedimientos nuevos que garanticen que no quede nada… eso es lo que entiendo

  3. Hola Sir. Consulta. ¿las reservas que uno hace por airbnb sea para alojamientos en argentinas u otro país, se paga en dolares siempre? siempre va a la tarjeta o se le paga en mano a la persona? Gracias.

  4. He visto alojamientos de Airbnb sucios en NYC, Roma, Edimburgo, no caigamos en la costumbre ridícula de asumir que en Argentina todo es malo. Administro un Airbnb en patagonia y hace rato que tenemos protocolos de limpieza y un puntaje por encima de 4.8 en ese ítem (y la mayoría de los alojamientos de la zona también), ya estamos organizándonos para reducir el contacto con los huéspedes al mínimo, desinfectar todo entre estadías (aunque esto se de naturalmente debido a la baja demanda), limitar los ítems dentro del alojamiento que no son estrictamente necesarios (libros, utensilios, adornos, etc.).

  5. Correcto, todos los anfitriones tenemos la posibilidad de informar a Airbnb cuánto tiempo de anticipación necesitamos entre una reserva y la otra (24/48 horas o más) de ese modo se bloquea la disponibilidad y no se vende ni antes ni después de una reserva. Asimismo somos responsables de informar que medidas de higiene y desinfección, dentro de un menú de múltiple choice de Airbnb, cumplimos. Obviamente todos en la comunidad de Airbnb somos responsables del cumplimiento de lo que informamos que estamos haciendo, pero los vivos están acá y en Ámsterdam también.

    • Pablo, fantastico por todos los que, como vos y yo, cumplen las premisas y normas o hacemos lo maximo posible para cumplirlas. El problema es la densidad de «vivos» cada 10.000 habitantes en cada pais (o ciudad)… mi experiencia personal me marca que en Europa y Medio Oriente nunca me quisieron zarpar, en Norteamerica solo dos veces y fueron sudacas, y aca en casa me pasa todos los dias que me quieren zarpar en algo (desde no hacer la factura hasta cosas mas jodidas). Aclaro por las dudas que por multiples razones (familia, trabajo, vacaciones) estoy fuera del pais al menos 20 semanas por año todos los años.
      Te sugeriria que hables por vos y no te hagas cargo de los demas porque te podes sorprender, generalmente para mal.

  6. Sir, no se piden productos en particular, sino que es una consulta respecto a si se usan productos químicos efectivos contra covid-19 para la limpieza, a qué temperatura se lavan los blancos, si se desinfecta luego de cada estadía, si se cierra el alojamiento luego de la desinfección y otras referidas a distanciamiento.
    Nosotros usamos lavandina, lavamos blancos a más de 60°, esto hasta el 17 de marzo que tuvimos nuestros últimos huéspedes.

    @Fernando K, hoy administro algo propio en Airbnb, pero también gerencié, fui guía, chofer, camarero, etc. Todos tenemos la opción de vacacionar o viajar donde querramos y, por suerte, nadie nos obliga a quedarnos en Argentina
    Todo aquel que trabaje en la industria sabe que hay mucho vivo y mucho empresario inescrupuloso y evasor, pero eso no significa que la densidad de vivos sea alta ni mucho menos que las personas que trabajan en la industria, y no son empresarios o dueños, tengan alguna responsabilidad sobre eso. En última instancia lo que achacas al sector que defiendo no es más que lo que muchos asumen del argentino promedio, trabaje en lo que trabaje.
    Queda mucho por hacer, los precios en patagonia son altos, por ejemplo, pero también los costos de mantener un emprendimiento, los estándares se pueden mejorar, pero también hacen falta reglas claras y estabilidad (por ejemplo hoy es carísimo vender por Airbnb teniendo en cuenta el 30%, más los costos de recuperar los pagos hechos a la plataforma).
    Por es que comparar la realidad con la de otros países, no solo es odioso sino que también injusto.

  7. Fuera de la Argentina nunca me tocó un AirBnb sucio… Será que justo me tocaron todos a mí, o que mis compatriotas son demasiado buenos con las calificaciones de la limpieza y caí en malos lugares.

    • Es una discusión que no va a ningún lado, existen las reviews tanto en Airbnb como en Booking e incluso en Google, cada uno elije. Pero de ahí a afirmar que todos los Airbnb argentinos son sucios, evasores o vivos, hay un largo trecho. Te puedo mandar ejemplos de lugares donde me quedé en Europa donde no conocían lo que era un producto de limpieza, tanto por Booking como por Airbnb, y te puedo dar ejemplos en Córdoba o Ushuaia también. Pero eso no nos convierte a todos los anfitriones en estafadores mugrientos.

  8. Fue mi experiencia. Por Booking sí tuve malas experiencias afuera de Argentina; por AirBnb no. Lamento no haber pensado en los emprendedores argentinos antes de comentar. En fin, ojalá que con estas directrices mejore la limpieza en todo el mundo, y que en los lugares donde siempre tienen ocupación se pongan las pilas para ofrecer un mejor servicio.

Comentarios sobre este post (SIN MAYUSCULAS/ sin agresiones) Si es de otro tema no se publica