Navegación y cena en el canal Beagle

En abril estuve en Ushuaia, habrá sido la sexta o séptima vez en mi vida. Ya no recuerdo 😛

Pero si puedo decir que yo aterricé en la vieja pista, la que aun existe y que es muy cortita para los aviones actuales. Abril es un hermoso mes para conocer Ushuaia y sus alrededores porque los colores del otoño son una locura.

Obviamente el invierno obvio tiene lo suyo, con el Cerro Castor, la primavera es colorida y el verano es increíble con sus días largos. Ushuaia básicamente es un lugar que supo promoverse todo el año porque siempre es distinto.

En esta ocasión pude ir por fin al hotel Los Cauquenes que tiene la particularidad de estar frente al Canal Beagle.

Desde ahí hice una caminata por mi cuenta (me trasladó gente del hotel) a la laguna Esmeralda (pero se puede hacer con guías del hotel) y también con guías y combi del hotel pasee por el hermoso parque nacional Tierra del Fuego y también el famoso tren del fin del mundo.

Pero el primer día que llegué justo estaba programado un paseo en el barco propio del hotel por el Beagle con cena… y bueh!

Atrás se ve uno de los clásicos catamaranes que hacen las excursiones en general, pero Cauquenes tiene su barco propio, que es obviamente más chico, pero es lo que pretende también dar: privacidad

Así es adentro, pero se verá en el video

Entonces encaramos al canal

Nótese que el día estaba así… esa tarde. Pero recuerden que en Ushuaia todo puede cambiar…

Una clásica postal de la ciudad

Patrullas de la Armada

Vecinos del canal

Y otro de los catamaranes, con los contenedores de fondo

Al poco tiempo de navegar, previo a pasar por  la vertical de la pista del aeropuerto actual, se llega a una isla llena de cormoranes… que a la distancia se pueden confundir con pingüinos

Con algún que otro lobito

 

Siguiendo se llega a una isla que está frente a la ciudad… nótese que el cielo no era el mismo de un rato antes

Y el viento… tampoco 😉

Pero que aire hermoso hay en el canal. Ahí se queda la embarcación, se desembarca por la proa y se sale a una pequeña caminata

Hay un sendero autoguiado, pero también una vieja casa de refugio de pescadores que seguro fueron manteniendo para fines turísticos. Y es increíble que con esa construcción básica ya zafás del viento, cuando sopla fuerte

Al volver al barco… llega el premio 😛

 

Uno de los cocineros del hotel está preparando la cena

Un hermoso cordero

 

 

Y el postre light… si no lo comés, claro 😉

 

En abril la duración del día es casi normal. En invierno son muy cortos. Por suerte las nubes aun no tapaban todo y la luna se reflejaba en el canal

Y pegamos el regreso para llegar al hotel… pero ya con lluvia!

Este es el video que hice sobre esa salida

Al llegar al puerto las ventanas daban este efecto por las gotas y los reflectores. Pero siempre es hermoso navegar el canal, hasta con algo de viento… si hay mucho viento por lo general no se sale, pero siempre eso lo evalúa el capitán de la navegación.

Los guías del hotel y los que comandaban este barco… unos fenómenos. El capitán venía de navegar muchos años frente al glaciar Perito Moreno y sus charlas fueron muy didácticas.

 

Estuve en Ushuaia en abril 2019 invitado por Los Cauquenes Resort + Spa + Experiences. Todos los post unidos en este link https://www.sirchandler.com.ar/tag/trip-2019-ush-cauquenes/

 

10 comments

  1. Julian Baldoni

    Que hermoso sir! Estuve en junio impulsado por tus historias de ig. Fue un viaje maravilloso que 6 días le quedaron cortos. Es increíble la cantidad de cosas que hay para hacer, más aun para las almas aventureras. Espero volver pronto
    Gracias por hacer que la gente se anime a viajar.

  2. Hugo Zapata

    Yo fui con mí esposa varias veces (hacía auditoría en el Banco de la provincia) y extraño las visitas.
    Tuve la suerte de ver aterrizar el Concorde, en diciembre de 1999, haciendo el viaje alrededor del mundo para el cambio de milenio. Después del segundo intento, aterrizó.

Comentarios sobre este post (SIN MAYUSCULAS/ sin agresiones) Si es de otro tema no se publica