amelie-bar-dos-molinos

Una de la películas más inolvidables que vi con mi esposa cuando éramos novios fue Amélie. Se estrenó en el verano del 2002 en la Argentina, más precisamente el 24 de enero.

Exactamente 5 años y un día después, nació mi primera hija y en su documento su único nombre es Amélie.

“Le vas a poner el nombre de una neurótica”… “Nadie se lo va a escribir bien”… fueron cosas que nos dijeron cuando informamos cual sería su nombre. Así son los familiares 😛

¡Pero nos mantuvimos firmes! y hoy estamos felices de que ella lleve ese nombre poco habitual en la Argentina. Pero es para destacar que incluso en Francia era “viejo”, como acá podría ser un Esther o Mirtha. Ahora revivió y se comenzó a usar nuevamente. Todo por esa película…

Es por eso que en el verano nuestro del 2013 cuando fuimos a París con ella y su hermana menor era una visita obligada ir al bar donde transcurren muchas escenas de la película, y donde la protagonista es mesera: El café de los 2 molinos, o como se puede leer en su cartel de neón Cafe des 2 moulins.

Está ubicado en el 15 de la Rue Lepic.


Ver mapa más grande

Es cerca de la Iglesia del Sagrado Corazón.

Y está casi tal cual a como se lo ve en la película. Además hay referencias al film en si, y a juzgar por las fotos que se saca la gente, el 90% van al mismo por la película…

bar-des-moulins

Y si uno tiene dudas de las intenciones de los dueños… basta con ver el menú con sus combos titulados… AMELIE!

amelie-combo

El Gouter d’Amélie incluía un café y una Crème brûlée, tal cual como se ve en la foto

creme-brule

Así fue que los 3 tomamos uno de esos combos. Ahí quedó escrachado lo abonado.

cafe-des-2moulins

Pero lo que quedó para la posteridad fueron unas cuentas fotos que fueron al álbum familiar, con nuestra Ame en distintos lugares del bar… hasta que en un momento ya se pudrió y escapó del padre, porque además la moza que nos atendía pasaba y la saludaba por su nombre…

los-dos-molinos

Luego de las tomas se comió su bendita Crème brûlée, donde previamente procedió a la reglamentaria rotura de la capa quemada.

amelie-bar-paris

Dicen algunos testigos que en ese momento los padres se emocionaron. Pero por suerte no hay fotos de ellos dos.

Si no vieron Amélie… bueno, creo que deberían hacerlo. Si lo hicieron y tienen en sus mentes viajar a París, tienen que ir a este café para romper la capa de azúcar.

Y si van y se loguean en Foursquare no dejen de darle me gusta al tip que puso una web de cine argentina en ese barcito…

les-des-moulins-4sq

Bueno, dicen que el que la hace es una apasionado y hace cosas como estas. Sepan disculparlo.

Mi Amélie estuvo en el bar de Amélie, y ya eso justificaba todo el viaje 🙂

40 comments

  1. Michelle

    Que lindo relato!
    Un beso para Amelie de parte de una “Michelle” [No es para cualquiera llevar un nombre frances en estos lados del mundo ;)]

  2. Jey

    ooohhhhh!! Que hermoso ralato! Mi gran sueo es conocer Paris, lo conocere con seguridad, y obviamente ire al cafe. Cdo te descubri, dos cosas me convencieron para seguirte: tu conocimiento sobre aviones (los cuales amo) y a el nombre de tu hija! Gracias x compartirlo Sir!! Besos mendocinos!!

Comentarios sobre este post (SIN MAYUSCULAS/ sin agresiones) Si es de otro tema no se publica